Vivienda unifamiliar en La Quinta Roja


Proyecto: 2014
Arquitectura: Alicia Bretón Cañadas y Julieta Esteban Rosell, arquitectas
Promotor: Yurena González González
Principales colaboradores: Félix Hernandez, aparejador. Jorge Mora, estructuras
Superficie: 145 m² + 400 m² de exteriores
Fotografías: –

 

Proyecto de obra nueva de vivienda unifamiliar. En fase de proyecto ejecutivo.

Vivienda pensada en dos alas diferenciadas, correpondientes a la diferenciación por uso y privacidad. El espacio exterior de la parcela se gestiona bajo los mismos principios. Esas dos alas conformarán una L que se cierra a la calle y se abre a las vistas y al área más privada del jardín.

El vértice de esa L funciona como acceso a la casa, como rótula entre zona de día y de noche (o público y privado), como acceso al jardín, como caja de escalera.

La aplicación de la normativa local, que por ejemplo conlleva la utilización de cubiertas inclinadas de teja en un % de la superfície de cubierta, nos llevará a elegir una orientación de los volúmenes, que vuelven a reproducir el mesaje de abrir al interior.

Los dos dormitorios en planta baja están concebidos como dos mitades de una gran suite, de modo que cuando ambos están abiertos no se perciban en lo posible paredes (cabecero de cama como pared) ni puertas (pivotantes y hasta el techo). Así el pasillo que las sirve no quiere serlo, sino un espacio de estar (con escritorio en las traseras de las camas) y de circulación interna de esa habitación/es entre el vestidor y baño que comparten. Por eso los tabiques de ese especio nunca se encuentran entre sí, sino que constituyen elementos exentos, y también eluden enfrentarse a ambas caras del espacio.